Marketing Olfativo

El marketing olfativo, una de las técnicas más sofisticadas, supone una técnica de estimulación capaz de transmitir valores aprovechando las capacidades de nuestro sentido del olfato, uno de los sentidos que genera mayor impacto en el recuerdo.

Un simple aroma es capaz de llevarnos a lugares recónditos de nuestra memoria. Y ahí radica la magia de Buenos Aromas: usar el olfato como un nuevo canal de comunicación, mucho más potente que la vista y el oído, para despertar emociones y sentimientos a través de las técnicas del marketing olfativo.

El mercado busca fórmulas nuevas para cautivar y atraer a los clientes. El marketing olfativo supone una técnica de estimulación capaz de transmitir valores aprovechando las capacidades de nuestro sentido del olfato.